¿Por qué tu hosting no tiene la culpa de todo?

Comment

hosting

buen-hosting-español-evidalia

A menudo los usuarios poco expertos, cuando han contratado un plan de hosting, pueden llegar a pensar que cualquier problema de velocidad o estabilidad está relacionado con su proveedor de hosting. Que, de algún modo, están comprando un servicio con unas características inferiores a lo que en un principio se les había prometido. Pero, seamos sinceros, muchos usuarios de los que piensan esto muchas veces no son conscientes de que la causa de que su sitio web no se vea bien o no funcione a la velocidad correcta son ellos mismos.

¿Por qué tu hosting no tiene la culpa de todo? ¿Cuál es la razón de que tu página web se vea lenta o incluso resulte innacesible en determinados momentos del día?

 

Vamos a explicarlos en una sola frase.

 

Un proyecto para cada hosting, un hosting cada para proyecto

 

Cuando hablamos de un servidor compartido, hemos de entender que estamos utilizando los mismos recursos que decenas y decenas de usuarios. No hay una separación clara en cuánta RAM va a utilizar cada uno al final, o cómo influye la actividad de cada uno en el buen funcionamiento del procesador.

 

Por eso, lo mejor es que si vamos a realizar un solo proyecto web, utilicemos un único web hosting. Pero, si lo que queremos es crear varios proyectos, no los introduzcamos en nuestro mismo plan de hosting, ya que debes pensar que todos los recursos (tasa de transferencia de datos, espacio en disco, etc.) tendrás que dividirlos entre los diferentes proyectos. Y al final tocarán a muy poco para cada uno.

 

Lo mejor para quienes quieran contratar un plan multidominio para crear diferentes páginas web siempre será tener su propio servidor dedicado, o bien un VPS o servidor virtual que puedan gestionar ellos mismos.

 

Problemas típicos que no son culpa de tu hosting

 

Hay varios problemas que están relacionados con la naturaleza de tu sitio web y no con la calidad de tu proveedor. Por ejemplo:

 

  • Tu web es muy lenta porque el diseño de la página no está bien hecho.
  • Recibes tanta cantidad de tráfico y hay tantos usuarios conectándose al mismo tiempo y haciendo llamadas PHP y llamadas a bases de datos que el servidor no puede procesarlo a una velocidad aceptable.
  • Hay algún fragmento de código que tarda en cargar demasiado y está ralentizando la carga del resto de la página. El navegador no recuerda las partes ya cargadas en anteriores ocasiones.

 

Y como estos hay montones de casos en los que no siempre el proveedor tiene la culpa, simplemente es que has contratado un plan de hosting inadecuado para ese proyecto. Revisa a fondo tu sitio web y comprueba si necesitas cambiarte a otro plan. En caso contrario, entonces sí que deberás reclamarle a tu proveedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra “Política de cookies”

ACEPTAR
Aviso de cookies